¡Hola chicas!

Hoy os traigo un DIY facilísimo de hacer pero muy resultón. Si soléis comprar cajas de fresas, ¡no las tiréis! Con un poquito de maña pueden servir para decorar o guardar objetos.

Si echáis un vistazo en Internet veréis que hay un montón de modelos e ideas. A mi me gustó este, así que aquí os dejo el paso a paso para que veáis como se hace.
No tenía pensado subir post, de ahí que las fotos sean tan malas ( las hice con el móvil para enseñarle todo el proceso a mi hermana). Puse una del resultado final en Instagram (mvictoria_86) y algunas chicas me pidieron que hiciera un post, así que… ¡ aquí está ! :)

Espero que os guste y lo pongáis en práctica.

Vamos a necesitar:
                                                                     – Cajita de fresas
                                                                     – Pinceles
                                                                     – Pintura americana
                                                                     – Cartulina y cúter
                                                                     – Cinta o cuerda para decorar

En primer lugar, pinta la caja en color oscuro para tapar todos los dibujos y letras.

A continuación, vuelve a pintar toda la caja, pero ahora en el color que tendrá finalmente. Yo he elegido blanco, me gusta el efecto que se crea al transparentarse el color de abajo.

Con un poco de papel de lija, lima algunas partes de la caja para darle un efecto envejecido.

En un trozo de cartulina, haz una plantilla que la palabra que quieras estampar en la cajita. Recórtalas con un cúter.

Si quieres un efecto “poroso”, utiliza un trozo de esponja para pintar las letras. Si no, usa un pincel. 

Tras este paso tu cajita estará lista. Decórala con alguna cinta o cuerda y listo :)

Este es el resultado final, ¿qué os parece? ¿os animáis a hacerla?

¡Un besote!