¡Hola chicas!

En el post de hoy os hablo de los últimos productos de belleza que he utilizado. Lo cierto es que no soy fiel a casi ninguno; me gusta probar cosas nuevas, y si me encanta, repito.

Últimamente para el cuidado facial confío en “Bella Aurora”. Esta marca tiene más de 100 años y está especializada en el tratamiento de las manchas de la piel.
Cada día utilizo el jabón de belleza “Sérénité”. Desde que lo uso tengo menos granitos y espinillas. Es bastante económico y dura muchísimo. Además, ahora regalan una cajita metálica para poder llevarlo de viaje.
Por la noche me aplico la crema antimanchas “doble fuerza”. Es muy untuosa y bastante grasienta, de ahí que solo me la ponga al irme a la cama. Sí que he notado cierta mejoría: el tono de la piel está más unificado y las manchitas más claras. ¡Os la recomiendo!
Seguro que todas sabéis que lo principal para evitar la aparición de manchas es proteger nuestra piel del sol. Para ello, hay que utilizar cada día un factor de protección alto. Este protector solar con SPF 50+ me parece perfecto. Se absorbe rapidísimo y es muy ligero, algo que no pasa con todos las cremas de tan alta protección… Así que tranquilas, no os dejará la cara blanca 😛
Como crema de día he estado utilizando la B7 Antimanchas. Esta, al contrario de la doble fuerza, es ligera y no deja nada de grasa. Hidrata, unifica, y previene de la aparición de nuevas manchas. El precio es bastante más elevado, pero lo cierto es que creo que he notado más mejoría con la doble fuerza.
Cada día, después de la ducha, aplico crema hidratante en todo el cuerpo. Llevo bastante tiempo utilizando la de vainilla orgánica de Yves Rocher, pero hace un mes vi esta de Dove con karité y vainilla en oferta y decidí probarla. Es bastante densa, pero notas la piel hidratada durante todo el día. Lo mejor, su olor.
Hace cosa de un año descubrí en perfumerías Primor el aceite de almendras dulces GHF. Es totalmente natural, tanto que se puede comer. Cunde mucho y es bastante barato, 2,95€. 
Es perfecto para hidratar, pero sobre todo para evitar la aparición de estrías y aclarar un poquito las que ya tenemos (hacerlas desaparecer es imposible). ¡Os lo recomiendo muchísimo!
Y ahora que llega el verano seguro que muchas habéis empezado ya con los anticelulíticos. Yo he probado muchísimos, y la verdad es que con ninguno he notado gran cosa. Estos tres son muy baratos, y de todos ellos me quedo con “North Wind”, que compré en Primor a 2 €. 
Está compuesto de algas marinas y tiene una textura que facilita la aplicación del masaje. En definitiva, muy recomendable por su relación calidad-precio.
Tanto el Reductor de Deliplus (Mercadona), como el Sérum de Kiko son en spray, por lo que se aplica y absorbe en un pis pas. El de Deliplus lo he usado durante bastante tiempo y no he notado nada de nada. El sérum de Kiko lo compré ayer, así que aún no os puedo contar. Si os apetece probarlo, lo tenéis al 70% de descuento, solo 3€.
Me apetecía probar uno de gama media-alta, así que compré el Reductor de grasa de Thiomucase que estaba en oferta. Me han hablado maravillas de él, pero solo llevo 15 días usándolo y no creo que puedan verse ya los resultados ( aunque en la caja afirmen que los efectos son visibles a partir de 14 días).
Todos los anticelulíticos hay que aplicarlos con un buen masaje, sino no sirven de nada. Es por eso que siempre los uso por la noche, cuando tengo un poquito más de tiempo. Primero, doy un suave masaje con las manos, y luego sigo un rato más con este aparatito de madera, siempre con movimientos ascendentes.
Ya sabéis que las cremas no son milagrosas, y que sin constancia no conseguiréis nada. Pero lo más importante es llevar una dieta sana, beber agua, y practicar deporte. Si no hacemos esto, la crema solo nos servirá para tirar el dinero. 
Seguro que todas estáis hartas de escuchar lo importante que es limpiar la piel antes de irnos a dormir. Yo lo llevo a rajatabla, y aunque esté cansadísima no hay día que me salte este ritual: primero limpio la piel con el jabón de Bella Aurora, y a continuación me paso esta esponja de raíz de Konjac de Deliplus. Gracias a ella se elimina cualquier resto de suciedad.
Para los ojos utilizo este desmaquillante doble acción de Nivea. Su textura aceitosa hace que sea facilísimo retirar cualquier tipo de maquillaje, incluso la máscara waterproof. Es muy suave, y su fórmula bifásica cuida las pestañas.
Después de hacer estas fotos me he dado cuenta de que soy adicta a los bálsamos labiales 😛
Tengo muchísimos, y siempre llevo alguno en el bolso, ¡no puedo pasar sin ellos!
He probado muchos, pero sin duda me quedo con Carmex. Repara los labios en una sola aplicación, y quedan hidratados y perfectos.
Otros que me han gustado bastante son Letibalm (que no aparece aquí) y Nutrabalm de laboratorios Isdin. Ambos son también una buena opción.
La barrita de Eucerín no me ha gustado mucho, quizá porque prefiero la vaselina al cacao. El Lip balm de H&M no esta nada mal por el precio que tiene (1€), pero no hidrata igual que los anteriores.
Os enseño también uno de mis perfumes favoritos, Chloé.  Tiene un olor suave y empolvado que dura todo el día.

Además, el tarro es precioso, y este encima lleva mi nombre grabado, ¡no me puede gustar más!

Pasamos ahora al cuidado capilar. Si hay algo que cambio a menudo, es el champú. Pruebo y pruebo hasta dar con uno que me guste. A veces, doy con uno, pero al cabo de un tiempo parece que mi pelo se acostumbra a él y el resultado no es el mismo: no se queda tan manejable como el principio, o aparece caspa y grasa.
Hace un mes compré este pack de champú y acondicionador de Timotei fresco y puro, especialmente pensado para cabellos grasos. Lo que más me gusta es que no contiene parabenos, colorantes ni siliconas.
La verdad es que me ha dado buen resultado, pero más que con el acondicionador me quedo con el champú.

A diario, después de cepillarme el pelo, aplico un poquito de sérum en las puntas. De esta forma quedan mucho más pulidas y con mejor aspecto. Además, las hidrata y repara. Llevo casi dos años usando este de reparador de Pantene ( que por cierto dura muchísimo) y me gusta bastante, así que por ahora no lo cambio.

El renovador nocturno es un spray muy ligero que se aplica por la noche. No deja residuos, así que por la mañana el cabello seguirá igual de limpio pero más suave, manejable y fácil de peinar.

Mi hermana, que es peluquera y estilista, me recomendó este acondicionador profundo de vainilla con queratina de Keratin Complex.  Lo he usado tres veces y ya se notan los resultados: el pelo queda hidratado y con brillo, y poco a poco, más regenerado.
Mi truco es usarlo en seco o con el cabello ligeramente humedecido antes de lavarlo. Lo aplico de medios a puntas y lo envuelvo con un gorro o toalla durante todo el tiempo que pueda. Después, lavo el pelo normalmente y listo :)

Cepillar el pelo correctamente también es importante. De lo contrario, podemos romperlo y estropearlo. No es conveniente hacerlo cuando está mojado, ya que en ese momento es más frágil.
Yo utilizo el cepillo Satin hair de Braun. Ya había oído hablar de él antes de que me lo regalaran y pensaba que no se notaría nada, pero lo cierto es que evita la electricidad y el pelo no se encrespa. Para conseguirlo utiliza iones activos que crean un halo alrededor del cabello. Además, da brillo, protege la cutícula y previene la rotura ¡Menudo invento! :)

Para terminar os hablo de emk de Revlon, un tratamiento de queratina que se puede aplicar tanto en salones de belleza como en casa. El pack, que cuesta unos 28€, incluye cuatro productos: champú, tratamiento nocturno, champú sellador de cutícula y sérum.
Si haces el tratamiento en casa, deberás aplicar el tratamiento nocturno y dejarlo puesto toda la noche ( para ello incluye un gorro-toalla). Una vez aplicados todos los productos, es recomendable pasar la plancha, ya que el calor ayuda a prolongar el efecto reparador.

El resultado es un cabello más hidratado, manejable, suelto y con brillo. La cajita da para varias aplicaciones, todo depende del largo del cabello. Yo lo he usado un par de veces y aún me queda bastante, así que por el precio que tiene no está nada mal.

Es importante no confundirlo con un tratamiento alisador, porque no conseguiréis ese resultado (ni tan solo un poquito).

Y hasta aquí mis recomendaciones. Si tenéis alguna pregunta o duda, o queréis saber más sobre algún producto no dudéis en dejar un comentario.

¡Nos leemos pronto! Besotes :)