¡Hola chicas!

¿Qué tal habéis empezado la semana? Por aquí con mucha energía y deseando hacer un montón de cosas :)

Hoy os traigo un post muy especial, y es que, aunque ya os he enseñado fotos de la boda y os he contado un montón de cosas en mi canal, muchas me habéis pedido que os hable un poco sobre cómo fue el día (y yo encantada, recordarlo me hace taaaan feliz ^^), así que haré varias entradas para contaros hasta el último detalle.

Me levanté sobre las 9:00. La noche anterior nos habíamos acostado tarde ultimando detalles, cosa que no os recomiendo nada porque, si sois de las que os ponéis nerviosas, dejar algo para el final no va a ayudaros mucho. Lo ideal es que el día anterior podáis estar relajados y, a ser posible, sin nada que hacer.

Como sabéis, me casé por la tarde, así que no tenía prisa por empezar a arreglarme, de hecho, la mañana la pasé haciendo recados de cosas que me faltaban (sí, soy un desastre jajaja).Esta preciosidad de porta alianzas lo hizo mi amiga Clara :)

Mientras yo seguía con lo mío, mi madre fue preparando el vestido, los zapatos, el tocado… en fin, las cosas que yo iba a llevar para que, cuando llegaran los fotógrafos, todo estuviera listo.

El vestido que llevé es el modelo Irune de la colección Atelier  de Pronovias. Lo cierto es que esta no era mi idea, pensaba en algo más boho, pero al probarme este de estilo sirena a todas nos pareció una preciosidad y finalmente fue el elegido. El escote en la espalda me enamoró, y los detalles de pedrería en las mangas le daban el toque especial.¿Y qué os cuento sobre los zapatos? ¿Os podéis creer que me costó horrores encontrar unos? A todos les veía algún fallo: no eran del color que quería, me resultaban incómodos, tenían demasiado tacón o muy poco… en fin, una odisea, así que pensé que lo mejor sería hacerme unos a medida y así podrían ser tal y como los veía en mi cabeza.

Por suerte, muchas seguidoras de Instagram  me recomendaron ir a Salo Madrid y no puedo estar más agradecida. Allí que me planté y bendita la hora ¡Ya no tuve que buscar más! Elegí la forma, el color, los materiales, la altura del tacón… Por fin tenía los zapatos que buscaba, y encima, cómodos a más no poder.

¿Y qué me decís del ramo? ¿Puede ser más bonito? Quería algo campestre con un toque dulce, y creo que en Siempre Ikebana  no pudieron entenderme mejor. Además, está hecho con flores preservadas, por lo que se mantendrá intacto siempre (lo tengo en el salón y sigue como el primer día).En cuanto a joyas, tenía claro que no quería gran cosa, solo unos pendientes sencillos, así que elegí los típicos brillantes de Swarovski.Otro detalle importante es el tocado. Mi idea era elegir dos: uno para la ceremonia y la cena, y otro para el baile, momento en el que me soltaría el pelo y me apetecía llevar algo diferente. Los encargados de hacerlos fueron Graellsia Madridunos auténticos artistas. En la ceremonia llevé un precioso prendido en color ámbar hecho de nácar, una maravilla que guardo como oro en paño.Para el momento del bailé me solté la melena (nunca mejor dicho) y opté por esta otra preciosidad de flores preservadas y con un toque mucho más campestre.Y llegó el momento de prepararse. Los fotógrafos y los chicos del vídeo llegarían sobre las 17:30, ya que antes pasarían por el hotel donde estaba Luis para hacerle las fotos a él. Timbre sonando y ahí estaba yo, medio maquillada y sin peinar ¡Se me había echado el tiempo encima! ¿Sabéis lo peor? No sabía qué hacerme en el pelo, así que mientras grababan detalles del vestido, zapatos y todas esas cosas, mi hermana y yo improvisamos un peinado que quedó de 10 (tengo que decir que ella es peluquera, así que jugaba con ventaja). Mi madre fue la encargada de maquillarme (antes era esteticista. Sí, tengo al equipo “Beauty” en casa jaja).

Como veis, fue un maquillaje muy natural con un toque ligeramente ahumado en los ojos y labios en un tono rosa clarito.
Tengo que decir que el momento foto y vídeo no me ponía nada nerviosa, pero es cierto que estos chicos hicieron un increíble trabajo. Tanto Sergio y Clara (encargados de hacernos todas las fotos) como Leo de Blanco y Negro  no nos decían qué hacer o cómo colocarnos, simplemente iban captando momentos, y creo que ese es el secreto para que todo quede tan natural, justo como nosotros queríamos :)

Creo que es esencial contar con buenos profesionales en este día tan importante, y es que a veces pensamos que este tipo de trabajos podemos encargarlo a algún familiar o conocido aficionado (ojo, que a veces el resultado es buenísimo), pero sinceramente creo que no es una buena idea por dos razones: la primera es que en muchas ocasiones el resultado final no es el esperado, y la segunda es que ese invitado n0 va a poder disfrutar al 100% de la fiesta, claro.
Mis chicas no podían ir más preciosas. Mi hermana llevaba un vestido azul noche de encaje de Etxart and Panno que le quedaba espectacular. Mi madre buscaba algo sencillo y dio en el clavo con ese look que tanto le favorecía. Mi sobri Martina (y también Norma) llevaban un vestidín súper dulce de la marca Hilo de chocolate.

Y mi padre, todo un caballero con ese traje que tan bien le quedaba :)
Al fin se acercaba la hora, ya solo quedaba ponerme el velo. Siempre he dicho que me casaría sin velo, y justo un mes antes de la boda cambié de opinión y me puse como loca a buscar uno. Quería algo súper sencillo, muy finito y en tul. Gracias a la recomendación de una amiga fui a ver a Raquel Ferreiro, una diseñadora de vestidos de novia que no puede gustarme más (una pena no haberla conocido antes). Le dije lo que quería y en unos días lo tenía listo. Quizá os parezca una tontería, pero me sentía “más novia” al llevarlo jajaja

Ay, el pobre Luis también se merece una mención en este post, ¿no? Creo que fue una parte importante de la boda… Jajaja

Él llevó un traje de Felix Ramiro en color negro hecho a medida. Con lo alto que es, no era fácil encontrar uno que no le quedara corto, así que lo mejor fue optar por hacerse uno. Creo que iba sencillo y guapísimo, pero claro, qué voy a decir yo… :)
Y ahora sí, nos vamos. ¿Nervios? Ni un poquito, ¡estaba deseando que empezara todo! ¿Nos acompañáis a la ceremonia? En breve os cuento todos los detalles :)

¡Un besote enorme!